El paradigmático caso sueco

Para proteger la libertad de prensa, debe manejarse con cuidado y responsabilidad

Ola Sigvardsson, defensor de la prensa de Suecia. Foto: Pablo Vázquez/APM

¿Cómo reaccionan los periodistas y los medios de comunicación cuando se les proporciona una libertad total? ¿Cómo manejan una situación como esta? Cuando se da total libertad, la prensa tiende a usarla.


OLA SIGVARDSSON*

Esto es exactamente lo que sucedió en Suecia, hace más de 150 años. En esa época, hacia 1850, la prensa había luchado por la libertad durante mucho tiempo, desafiando al rey de Suecia, así como a una mayoría del parlamento sueco. Paso a paso, recuperó la libertad que ya se había prometido en 1766, cuando Suecia se convirtió en el primer país del mundo en decretar una ley de libertad de prensa. Esta era asombrosamente moderna para su época, y fue derogada por el rey pocos años después de su introducción. Pero, en 1850, la libertad de prensa fue finalmente una realidad.

Y miren lo que pasó:

Los periódicos estaban repletos de reportajes escandalosos sobre, por ejemplo, asuntos totalmente privados y personales. Ellos mostraron poco o ningún respeto por la integridad personal de la gente involucrada. Y como lector, usted estaba expuesto a textos y gráficos muy violentos, cuando se trataba, por poner algunos casos, de historias relacionadas con ejecuciones o accidentes. No había misericordia ni compasión por las víctimas, estaban expuestas al igual que los criminales.

Como resultado de esta evolución, los políticos del Parlamento sueco empezaron a preocuparse, permitiendo una libertad casi total de la prensa. ¿Era realmente algo inteligente? ¡Los periodistas son tan irresponsables, no saben manejar la libertad!

Frente a la amenaza de libertad restringida, los representantes de la prensa iniciaron la construcción del sistema ético de la prensa, el cual todavía tenemos hoy en día. Este se basa en cinco elementos clave:

  • El Club Nacional de Prensa. Nació en 1874 con la misión de promover el buen periodismo y sigue siendo muy activo actualmente. Este Club organiza periódicamente debates públicos sobre el tema del buen periodismo contra el malo.
  • El primer Consejo de Prensa del mundo, Pressens Opinionsnämnd (PON), se estableció en 1916. Esta corte de honor sirve para resolver las disputas entre editores e individuos que se sienten maltratados por ellos. Aquí, una persona puede restaurar su reputación mediante la crítica pública del medio. Los miembros del PON representan tanto a los medios de comunicación como al público. El Consejo está dirigido por jueces de la Corte Suprema de Suecia. Si los jueces y los representantes del público unen sus fuerzas, tienen mayoría sobre los representantes de los medios, en un concilio inventado por estos últimos y totalmente financiado por ellos mismos. Ello ha dado a las decisiones del PON una gran credibilidad entre el público. En la actualidad, el PON maneja alrededor de un centenar de casos al año y aproximadamente un tercio resulta una crítica al periódico.
  • En 1923, Suecia publicó el primer Código de Ética. Se ha enmendado varias veces a lo largo de los años, pero los principios básicos siguen siendo los mismos.
  • En 1969 se creó la institución del Defensor de la Prensa, Allmänhetens Pressombudsman (PO). El PO supervisa todas las quejas del público y prepara las decisiones para el PON. Hoy en día, el defensor de la prensa sueca recibe unas 500-600 quejas por año.
  • En 2013, el Consejo de prensa del sistema ético decidió que el PO y el PON no solo pueden juzgar diarios de papel y sus webs, sino también las cuentas en las redes sociales asociadas a los respectivos periódicos.

El Consejo de prensa del sistema ético se llama Pressens Samarbetsnämnd, el Consejo de Cooperación de los Medios de Comunicación. Se compone de representantes de las principales organizaciones de medios de comunicación:

  • La Asociación Sueca de Editores de Medios
  • La Asociación de Editores de Revistas de Suecia
  • El Sindicato Sueco de Periodistas
  • El Club Nacional de Prensa

El Consejo de Cooperación de los Medios de Comunicación tiene tres responsabilidades:

  • Supervisa el Código de Ética
  • Da instrucciones al PO y al PON
  • Proporciona la financiación de la organización.

Hoy, el coste del sistema ético de la prensa alcanza cerca de 600.000 euros al año. La mayor parte es pagada por la Asociación Sueca de Editores de Medios, básicamente por las empresas de medios que son miembros de esta organización.

Este sistema no cuenta con el respaldo de la ley ni con fondos del Estado. Es verdaderamente independiente.

Entonces, ¿cómo está funcionando?

Yo diría que funciona sorprendentemente bien. Hay un profundo respeto por el sistema en el entorno empresarial de los medios de comunicación. Con el tiempo, ha creado una fuerte conciencia profesional de las consideraciones éticas entre periodistas y editores. Suecia tiene una libertad de prensa más generosa en comparación con otros países, y quizá los editores son los más responsables y cautelosos del mundo occidental en términos de ética de la prensa.

Esto no es una coincidencia. Es parte del sistema que hemos estado desarrollando desde 1874. Para proteger la libertad de prensa, debe manejarse con cuidado y responsabilidad. De lo contrario, será restringida.

Actuando responsablemente, seremos capaces de mantener la libertad, y usarla cuando realmente la necesitamos.

 

Defensor de la prensa de Suecia

Deja un comentario