Cuadernos de periodistas nº 30

Guerra contra las filtraciones

La Administración Obama lidera lo que se ha denunciado como “una guerra contra las filtraciones” que ha salpicado a varios informadores. Las revelaciones de WikiLeaks o la Agencia de Seguridad Nacional desafían la definición actual de periodistas como profesionales protegidos ante la justicia. (más…)

Carta de dimisión de Peter Oborne

Peter Oborne

Por su interés para la libertad de prensa y como ejemplo de dignidad periodística, se traduce a continuación la carta en la que explica su dimisión Peter Oborne, excorresponsal político del Telegraph, publicada originariamente en Open Democracy [1]. El texto comienza así: “La cobertura sobre el HSBC del diario británico Telegraph es un fraude para sus lectores. Si los grandes periódicos permiten que las empresas influyan en sus contenidos por miedo a perder sus ingresos publicitarios, la democracia en sí misma está en peligro”. (más…)

Límites a la libertad de expresión en pro de la seguridad

Mientras los políticos franceses enarbolaban públicamente la bandera de la libertad de expresión tras el atentado contra Charlie Hebdo, se han dedicado sistemáticamente a limitarla, en nombre siempre de la lucha contra el yihadismo, con el beneplácito de buena parte de la población. (más…)

La libertad de expresión está siendo golpeada

Lucía Méndez

Resulta indudable que la libertad de expresión está siendo golpeada en España –en mayor o menor medida– por la falta de autonomía financiera de los medios de comunicación y –muy conectado con la crisis económica– por el drama de la destrucción de puestos de trabajo en la profesión periodística y la precariedad laboral. (más…)

Conexión corrupción-periodismo

Entre las más preocupantes amenazas contra los periodistas destaca la conexión corrupción-periodismo. El proceso de destrucción moral del periodista comienza con un salario injusto, que, conocido por el corrupto, le sirve como argumento para comprometerle en hechos de corrupción. Ello destruye su credibilidad, aniquila su influencia y provoca, finalmente, su muerte profesional. No puede haber ética sin libertad, ni libertad sin ética. (más…)

Página 2 de 2