Consultorio Deontológico

¿Es ético publicar los sumarios judiciales antes de que se emitan las sentencias, pudiendo crear juicios paralelos?

El deber del periodista es informar con verdad, con verificación, con relevancia. Los sumarios judiciales son una fuente valiosa de información, las más de las veces fiables si a ellos se incorpora el contexto. El deber del secreto del sumario y su custodia afecta a los actores del mismo, a los órganos judiciales y a cuantos intervienen en el proceso, pero no a los periodistas que deben poner el foco en las esquinas oscuras, aplicar trasparencia, detergente para las zonas sucias.

Una de las cautelas para el ejercicio profesional pasa por evitar la manipulación, la entrega a los intereses con las fuentes

Una de las cautelas para el ejercicio profesional pasa por evitar la manipulación, la entrega a los intereses con las fuentes (tú me cuentas y yo cuento tu versión como mía y buena). Un juez o fiscal cómplice de un periodista puede componer un poder irresistible, que no ayuda a la justicia. Y otro tanto, un abogado con su periodista de cabecera. El deber de informar y el derecho a saber de los ciudadanos constituyen el corazón, la espina dorsal, la naturaleza del trabajo de los periodistas. Conviene tener en cuenta las consecuencias, los efectos…, pero lo esencial es satisfacer el derecho a saber.

Sobre esta materia está publicada una resolución de la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología del Periodismo de la FAPE (la 4/2005), con un razonamiento que puede interesar a los interesados en este problema: http://www.comisiondequejas.com/wp-content/uploads/4.pdf.

Contenidos relacionados:

 

Periodista

Deja un comentario